Victoria Pik logo

Tenemos que hablar

La Comunicación, un proceso perfectible

La creación del lenguaje es, sin duda, una de las maravillas de la mente humana. Gracias a él, a través de los tiempos, el hombre ha podido crear conceptos, transmitir ideas, expresar afecto.

Esta posibilidad de intercambio –yo te digo, tu me dices-, es un proceso de comunicación de cuya calidad devienen acciones acertadas o erróneas, amistades o enemistades no siempre generadas por oposición de criterios sino, en ocasiones, por no estar entendiendo lo que el otro nos dice o bien por no estar siendo comprendidos cabalmente.

Cuanto más veloces son las acciones de los hombres más oportunidades para errar en la comunicación.

Hoy el hombre necesita más que nunca entender y no interpretar a su prójimo. Tenemos que aprender a escuchar, desapegarnos de creencias y enriquecernos con los comentarios de los otros en un ganar-ganar para todos y darnos una posibilidad de crear futuro juntos.

Trabajando con la Programación Neurolingüística (PNL) y la Ontología podemos adquirir herramientas que nos permiten brindar y obtener información sin distorsiones en todos los procesos comunicacionales.

“El diálogo hace posible la presencia de una corriente de significado en el seno de un grupo, a partir de la cual puede emerger una nueva comprensión... Y este significado compartido es el «aglutinante», el «cemento» que sostiene los vínculos entre las personas y las sociedades”

Sobre el diálogo – David Bohm